Reforma ampliar cocina

Planteando la reforma

Esta vivienda en el barrio nuevo de Madrid, el Cañaveral, disponía en un principio de 4 habitaciones y una cocina pequeña de 8m2. Los propietarios venían directamente de vivir en un loft, y el planteamiento fue dejar un concepto abierto en toda la vivienda: retirar tabiques y puertas entre hall, pasillo salón y cocina.

ANTES

En este caso vemos la vista desde el salón, con una puerta al hall y otra puerta a pasillo, en un estado previo a la reforma.

 

ANTES

La cocina era de reducido tamaño y además tenía dos puertas de acceso, a hall, a pasillo, y por supuesto, la puerta de acceso a tendedero.

 

REFORMA

Durante la reforma, se ve desde el salón, se aprecia el inicio de derribo de muros con la estructura de aluminio, que complica el trabajo, y con todos los puntos de luz y cables colgando  que habría que reubicar o anular.

 

REFORMA

Vista desde la cocina, del derribo total del muro que da a salón-hall y pasillo, donde se queda el espacio del pladur sin solar, por lo que se debe retirar todo el solado de la cocina para incorporar nuevo suelo.

 

RETIRADA DE SUELO

Se retira una a una todas las cerámica previas y el mortero con el que se adherían.

 

SOLADO

Se opta por incorporar  una cerámica hidráulica que contraste con el resto de la vivienda.

 

ANTES, tendedero

Una vez se había dejado el concepto abierto, se determinó adicional a la reforma, eliminar la puerta de acceso al tendedero verde que se ve en la imagen, e incorporar el mismo tendedero a la vivienda, realizando un cerramiento exterior

ANTES. Cerramiento de tendedero.

Desde el exterior del tendedero, se prepara el cerramiento.

 

CERRAMIENTO

Reforma de cerramiento de tendedero para incorporar el mismo a la vivienda como zona de lavandería.

REFORMA

Solado y alicatado de la zona de tendedero y cocina.

 

DESPUES

La cocina queda amplia luminosa, y deja a la izquierda una zona de lavandería (antiguo tendedero), que ahora si está abierto a cocina.

DESPUES

La cocina vista desde una esquina, permite ver al fondo el pasillo ahora sin tabiques de acceso a los dormitorios.

A la derecha queda la zona de lavandería con entrada directa de luz a la misma.

Resultado de la reforma

Vista desde el salón, de la cocina. Se han retirado todos los tabiques intermedios y puertas, quedando dos zonas separadas conceptualmente por el tipo de cerámica. Tras la reforma queda un amplio espacio donde vivir, jugar, bailar y hacer vida en familia.

Despues

Un rincón de lavandería con amplias ventanas para captar la luz en la cocina.

 

DESPUES

Vista del salón desde la cocina, ahora sin tabiques, con un flujo continuo entre salón-cocina, permite entrada de luz a esta última que era más apagada.